Información económica

Memoria Económica y social Cáritas Elche 2012

Se presenta a continuación los principales datos económicos que ilustran la actividad de Cáritas Elche 2012, incluyendo la labor de las parroquias y de la Interparroquial. En algunos casos destacamos el aumento de algunas partidas que pueden ilustrar mejor la actual situación.

 

Ayudas directas a usuarios 2012

Destacamos, un año más, el aumento de gastos en alimentos (se calculan unos 200.0000 euros de gasto en este concepto), y de gastos de farmacia, cuyo montante se ha multiplicado por seis desde 2010 (más de 6000 euros).

El balance sin duda es un reflejo de la situación económica y social: la falta de trabajo supone un aumento exponencial de las demandas de todo tipo (alimentos, ayudas para alquiler o pago de recibos de luz y agua, ropa, etc.); la estrategia que siguen las familias para afrontar esta situación consiste básicamente en combinar los subsidios y las ayudas oficiales de la administración, con el apoyo de la familia, ingresos informales y las ayudas que ofrecen entidades como Cáritas. Es decir, que la ayuda que ofrece Cáritas es importante, sobre todo en alimentos, pero no tanto por carestía alimentaria sino porque el ahorro en ese capítulo permite a las familias gastar en otras necesidades.

Respecto a los programas especiales que gestiona Cáritas Elche podemos decir que el número de personas atendidas en el centro de personas sin hogar ha vuelto a aumentar y se sitúa en algo más de 1200 personas durante 2012.

Desde el Programa de empleo los esfuerzos se han centrado en continuar con la formación para el empleo, mejorar la orientación  laboral, tanto en interparroquial con la incorporación de voluntarios, como en las parroquias, con la formación específica de varios equipos para que puedan desarrollar esta importante labor en cada parroquia, y por lo tanto, aumentar las posibilidades de servicio a más personas.

 

Fuentes de Financiación de Cáritas Elche. Comparativa 2009-2012

En cuanto a los ingresos podemos destacar el aumento de la colaboración de subvenciones de capital de fundaciones y empresas, así como el mantenimiento de las aportaciones de socios y de los donativos de particulares y empresas.

 

Reflexión final

A la vista de estos datos podemos plantearnos cuál va a ser la respuesta que Cáritas puede y debe dar en estos momentos. Está claro que desde que comenzó la crisis la respuesta ha sido ofrecer toda la ayuda material que ha sido posible, gracias a la colaboración y la generosidad de muchas personas e instituciones de nuestra ciudad.

Pero la profundidad y transcendencia de esta crisis exige una reflexión serena sobre qué nuevas acciones podemos desarrollar. Responder a esta pregunta requiere saber qué pobrezas se están agudizando; porque si bien es cierto que lo material, (como por ejemplo el problema de la vivienda, la falta de trabajo, etc.) es lo que salta a primera vista, no lo es menos que la desilusión, la sensación de fracaso personal, la pérdida de esperanza (individual, en las familias y en los barrios), la falta de formación laboral (no sólo formación técnica sino también idiomas, informática, etc.), la falta de una actitud crítica y responsable que, como ciudadanos y consumidores, debemos tener; en definitiva, tantas cosas que podemos considerar como factores de pobreza y marginación, están pendientes de ser abordados y afrontados para su desaparición.

Así pues, todos, creyentes, trabajadores, voluntarios, miembros de una parroquia, personas con inquietud y comprometidas, empresas, instituciones de todo tipo, todos estamos llamados a la conversión, a hacer una nueva sociedad.

El objetivo es ambicioso. Exige que nuestra respuesta también lo sea. Cambio, innovación, compromiso, creatividad deberían ser nuestra palabras. Porque en Cáritas trabajamos por la Justicia.

Boletín

Apúntate aquí y recibe todas las noticias de Cáritas Elche

Contacta

De lunes a viernes, de 9 a 14 y de 17 a 20 h.

Conecta

Estamos en las redes sociales.